Que es, como se presenta y contraindicaciones de Amoxicilina


¿Qué es la Amoxicilina y para qué sirve?

La amoxicilina es un antibiótico derivado de la penicilina ampliamente usado en el campo de la medicina debido a su amplio espectro que cubre tanto bacterias gram negativo como bacterias gram positivo. Por esta razón se utiliza como primer fármaco en infecciones de distinta gravedad. Su uso aplica tanto para medicina humana como para medicina veterinaria.
Su acción es bactericida, es decir mata las bacterias e impide su proliferación.

Se usa para tratar enfermedades tales como la neumonía; la bronquitis (infección de las vías respiratorias que van a los pulmones); e infecciones de los oídos, nariz, garganta, del tracto urinario y la piel. También se usa en combinación con otros medicamentos para eliminar el H. pylori, unas bacterias que causan úlceras.

Su uso puede ser por vía oral o parenteral, siendo más viable y segura la vía oral ya que se han registrado numerosos casos de sordera o problemas auditivos e insuficiencias renales si es administrado por vía parenteral.

Formas de presentación de la Amoxicilina

Podemos encontrar este medicamento en el mercado en diferentes formatos, los cuales van a depender de la receta e indicación médica. Aquí enumeraremos las más usadas y conocidas:

• Amoxicilina y ácido clavulanico: la amoxicilina en solitario es un eficiente bactericida en cambio es inútil contra beta-lactamasas. El ácido clavulanico es el apoyo perfecto para hacer de la droga un antibiótico de mayor espectro ya que tiene propiedades contra las beta-lactamasas. Gracias a su efecto evita que las bacterias destruyan la droga y así potencia los efectos de la misma. La combinación de este medicamento y ácido clavulánico viene en forma de tabletas; tabletas masticables y solución oral líquida para tomar por vía oral. Este potente antibiótico debe estar siempre indicado por un médico ya que si el ácido clavulánico se añade a la amoxicilina para tratar infecciones originadas por otros microbios que no producen betalactamasas, no se consigue mejorar la acción de la amoxicilina y, por el contrario, ocasiona aumento de efectos secundarios como infecciones por hongos en la boca o en los genitales.

Este antibiótico se usa para tratar infecciones causadas por bacterias, incluyendo infecciones en los oídos, pulmones, senos, piel y vías urinarias o infecciones de transmisión sexual.

Dosis de Amoxicilina

• Amoxicilina 500 mg: La droga puede estar en presentaciones de 250 mg o 500 mg. Siendo su elección de criterio medico según la gravedad de la infección y en base a esto la cantidad de dosis diarias.
• Amoxicilina pediátrica: la amoxicilina pediátrica está indicada en niños de 1 a 10 años. Su presentación es en formato de suspensión que puede ser de 250 a 500 mg según la gravedad de la infección.

Una dosis de 5 ml del medicamento en suspensión corresponde a 250 mg de amoxicilina la cual debe ser administrada cada 8 horas (estas indicaciones deben estar determinadas por un médico).

Una dosis de 5 ml de amoxicilina suspensión corresponde a 500 mg del medicamento que se da cada 8 horas la cual; al igual que el inciso anterior, debe estar recetada por un médico.

Su utilización es para infecciones leves a moderadas tales como infecciones de nariz, garganta, piel, oídos y tracto urinario.

Precauciones y contraindicaciones de Amoxicilina

Ningún antibiótico debe ser usado sin prescripción médica o de forma indiscriminada pues podemos provocar que los microbios se hagan resistentes al antibiótico inutilizándolo para su uso futuro lo que genera consecuencias sumamente graves.

Si usted inicia el tratamiento con amoxicilina o la droga clavulanico; debe respetar los horarios de la toma pues de lo contrario se resta eficacia al tratamiento. Tampoco debe abandonar el tratamiento antes de tiempo; a pesar de que sienta bien estar o que los síntomas hayan desaparecido. Respetar el rango de tratamiento es sumamente importante para evitar un rebrote de las bacterias; pues la reinfección conlleva a un tiempo de recuperación y tratamiento mucho más amplio que el anterior y de la misma manera acarrea mayor riesgo de salud.

No está contraindicado en embarazadas ni durante la lactancia pero su uso debe ser solo en situaciones totalmente necesarias.
Otro punto importante a tener en cuenta es que si usted está tomando pastillas anticonceptivas e inicia un tratamiento con amoxicilina o amoxicilina con acido clavulanico; el efecto anticonceptivo se ve disminuido y poner en riesgo de un embarazo; por esta razón se recomienda reforzar con otro métodos anticonceptivos como lo son preservativos.

Nota importante

Este artículo cumple propósitos meramente informativos o de cultura general y no pretende. En lo absoluto sirve como base de referencia clínica para suministrar ningún tipo de medicamento en ningún caso mencionado. De ser necesario, acuda a un médico o especialista en farmacología.


Recent Content